Diversas y creativas experiencias!

ruta5

La quinta jornada de este maravilloso “Recorrido por Colombia” propone una ruta muy diversa que empieza en el norte y termina en el centro del país. Este recorrido nos permite conocer experiencias colaborativas de instituciones educativas de Valledupar, Medellín, Marquetalia, Bogotá y Sogamoso.

ruta5valleduparLa primera experiencia la propone el Colegio Manuel Germán Cuello de la ciudad de Valledupar que acogió la estrategia de Proyectos Colaborativos con el propósito de crear la página Web para su institución. La ejecución de la idea inició a principios del 2008 con 26 estudiantes de octavo grado, quienes junto a la profesora Rosario Granados Guzmán propusieron y trabajaron en el desarrollo del portal de la institución con el propósito de visualizar a través del uso de las TIC, los proyectos que se construyen de forma interdisciplinaria dentro del colegio, además de propiciar una comunicación constante entre estudiantes y docentes por medio del correo electrónico.

Pese a las dificultades técnicas y la falta de equipos, toda la comunidad educativa se empeñó en sacar adelante esta idea. Por ejemplo, la creación y montaje de la página Web estuvo a cargo de los docentes, pero los estudiantes participaron activamente en la elaboración de sus contenidos y sitios de interacción, además de realizar ensayos, encuestas, tareas y evaluaciones. Por eso hoy presentan con orgullo el resultado: http://www.colmager.com.

ruta5medellinEntretanto, en Medellín están pensando en crear empresa desde el colegio. El colegio Félix Henao Botero, en compañía de las instituciones educativas La libertad, Federico Ozanam y República de Barbados de Medellín, viene desarrollando Red de Empresas Virtuales, un proyecto colaborativo que tiene como propósito brindar herramientas básicas de planes de negocios a los alumnos de éstas instituciones para crear microempresas, todo con el fin de mejorar el nivel de vida de una comunidad de escasos recursos económicos.

El proyecto comenzó hace tres años liderado por el docente Carlos Oswaldo Fernández y otros docentes que  con el apoyo del rector, se dieron a la tarea de buscar que los estudiantes desarrollen una mentalidad empresarial y sean capaces de elaborar productos de calidad, competitivos, de fácil acceso a la comunidad, fabricados con herramientas de la informática y la comunicación, a través de los conocimientos dados en las materias de Tecnología, Informática, Ciencias, Ventas, Emprendimiento, Contabilidad, Química y Matemáticas.  La idea es que en los últimos años escolares (10 y 11), los estudiantes reúnan todos los conocimientos aprendidos y creen un producto que responda a las demandas de la población para la muestra empresarial en el mes de octubre y para que aparezca reseñado en las páginas Web de Medellín Digital y EDUCAME. Hasta el momento se han creado tres muestras empresariales que han contribuido al desarrollo de los estudiantes y al mejoramiento de los productos, fomentando la creación de microempresas como la del ex alumno Camilo Mosquera, quién actualmente fabrica límpido y le vende a las instituciones educativas y a la comunidad.

ruta5marqutaliaComo tercer destino en esta ruta de conocimiento tenemos el proyecto de la Institución Educativa La Quiebra que viene desarrollándose desde hace algunos años en el entorno rural del municipio de Marquetalia, occidente del departamento de Caldas.

El proyecto está enmarcado en el programa Escuela Virtual y tiene como objetivo principal la búsqueda de herramientas que permitan la solución de problemas de la vida real. Favoreciendo de esta manera las capacidades y valores de los estudiantes y la participación de la comunidad en la solución de sus problemas.

Dentro de esta experiencia colaborativa las TIC no sólo han servido para la búsqueda de información, sino también para generar espacios de interacción con personas de otras latitudes a través de blogs, correos electrónicos y chats, haciendo más didáctico y motivante el proceso de aprendizaje.

Hay que resaltar que el rol del docente ha cambiado considerablemente. Ahora su labor más importante es servir de guía y asesor del trabajo del estudiante, además, de ser los encargados de vincular la informática en la mayoría de actividades de clase para fortalecer el aprendizaje de los estudiantes, de ellos y de la comunidad en general.

ruta5bogotaPor su parte, la Escuela Normal Superior Distrital María Montessori, ubicada en la zona centro sur de Bogotá ha inclinado su interés en la implementación de proyectos, tópicos generativos y la inmersión en escenarios urbanos para enriquecer la formación de los futuros maestros.

Dentro de los proyectos realizados allí están Our Digital Culture, Robots de lego, Ropa inteligente, además de la revista y página virtual de la institución, todos enfocados al trabajo colaborativo interno y externo.

Our digital Culture: Este proyecto es liderado por la docente de humanidades Carolina Rodríguez, quien desde sus estudios personales sobre informática educativa se dio cuenta de las ventajas que tenía el trabajo de aprendizaje de las lenguas extranjeras por medio de la tecnología. De esta manera, los estudiantes realizan investigaciones sobre su ciudad, sus costumbres y su lengua al tiempo que otros estudiantes del extranjero realizan la misma actividad para luego poner en común los resultados y experiencias a través de videoconferencias, fortaleciendo de esta forma el intercambio cultural.

Robots de Lego: Las piezas de un Lego robótico y los softwares de programación de los mismos fueron donados por la Universidad de Dundee en Escocia, a la Escuela Normal María Montessori. Con estas herramientas los estudiantes crearon varios robots con características específicas como por ejemplo, sensores de calor, de contacto, de ruido. Dentro de este proyecto los estudiantes definieron sus para garantizar la creación y el buen funcionamiento de cada robot. Aunque el trabajo en este proyecto fue exclusivamente colaborativo dentro de la institución, en otra escuela secundaria en Escocia, los estudiantes de allí hacían la misma actividad con estos Lego Robots.

Ropa Inteligente: Otra experiencia interesante es la creación de guantes configurados para que el movimiento de los dedos traduzca un mensaje en código Morze. En este proyecto, estudiantes de Canadá y Escocia también crearon camisetas y sombreros inteligentes. Esta creación fue un trabajo conjunto: unos cosían el guante, otros los configuraban y otros los conectaban a la red para generar movimientos con los dedos y lograr comunicación bajo este código entre los estudiantes de una institución y otra. La iniciativa fue promovida por las Universidades de Bremen en Alemania y la Universidad Dundee en Reino Unido.

Revista Virtual y Página Web Institucional: Con herramientas como los celulares, los alumnos se han conformado como un grupo que recoge la información, la procesa y la organiza para producir, con el conocimiento adquirido en los semilleros y las clases teóricas, la pagina web y la revista virtual de la institución. Pero además, los alumnos cuentan con clases teóricas en las cuales aprenden el manejo de los softwares que más adelante les permitirán la creación de la página web y la revista virtual institucional, y con los semilleros de comprensión y producción oral y escrita.

ruta5sogamosoEsta esta ruta quinta ruta que recorre diversos lugares de la geografía colombiana, finaliza  en el Instituto Educativo Integrado Joaquín González Camargo, ubicado en Sogamoso, Boyacá. Allí el interés es el cuidado del medio ambiente y por eso se ha planteado desde este año el proyecto “Producción limpia y comercialización de plantas aromáticas”. En esta experiencia participan, como principales encargadas, ocho estudiantes del grado once, y como investigadores, los estudiantes de grados sexto, séptimo y noveno.

Durante este tiempo, se ha desarrollado un trabajo transversal entre diversas áreas con el fin de abarcar todos los frentes de interés en el proyecto: Castellano contribuye con la redacción, la producción oral y escrita, y con todas las habilidades comunicativas en general; en Artística diseñan el logo del proyecto y elaboran carteleras y afiches publicitarios; en Informática fabrican folletos, afiches, textos, diapositivas y la página web; y en Ciencias Naturales y Educación Ambiental desarrollan todo el tema, la investigación sobre las plantas y los procesos de elaboración de los diversos productos.

Las estudiantes de once grado, además de apoyar las investigaciones que realizan los estudiantes de grados inferiores, fabrican en el laboratorio de química productos como papel reciclable con aromas que se usan para elaborar tarjetas y separadores de libros, jabón lavaplatos y bolsitas de tela decoradas por ellas mismas para poner las plantas aromáticas y venderlas.

La trascendencia de la iniciativa es tal que algunas de las estudiantes aseguran que después de salir del colegio podrán montar una micro-empresa con el fin de comercializar todos los productos que gracias a éste proyecto aprendieron a fabricar.

El proyecto ha tenido gran acogida entre los estudiantes, quienes además de aprender sobre las plantas aromáticas, sus beneficios y su taxonomía, desarrollan habilidades como la mejor utilización de herramientas comunicativas y tecnológicas como Flash, Visual Basic y sitios Web como el portal Colombia Aprende que se ha convertido en el medio a través del cual se ha socializado el proyecto con otras instituciones.

Aprendizaje masivo e interactivo: Más de 7.000 inscritos!

7000

7.000… y el número de inscritos sigue subiendo, minuto a minuto, sorprendiendo al equipo de organizadores y dejando a ellos la sensación de que sus ideas, propuestas, esfuerzos, trasnochos, no podrían ser más cautivadoras dentro de la comunidad educativa colombiana y mundial. La plataforma de este Congreso Virtual Colombia Aprende ha recibido imparable a más de 7.000 personas que en muy diversas latitudes tienen alguna inquietud por la renovación de las prácticas educativas en las aulas de clase con el apoyo de las nuevas tecnologías de la comunicación.

Y bueno, la plataforma no sólo los ha recibido, no sólo les “ofrece” contenidos: la plataforma es dinámica, propicia la interacción y el intercambio de saberes, iniciativas, creatividad y conocimiento. La plataforma es “robusta”, como mencionaba el docente universitario Francisco Cárdenas en una anterior entrada de este blog. Dicha robustez no ha implicado complejidad; por el contrario, ha permitido que miles y miles de participantes de este Congreso 100% virtual se desenvuelvan e interconecten con sencillez y agilidad y con resultados tan positivos como el aprendizaje que se propicia, las alianzas que se van tejiendo, las dudas que se resuelven, las propuestas que en los foros van quedando consignadas. Al iniciar la preparación de esta entrada el Congreso registraba 7.465 inscritos. Han pasado unos 15 minutos desde entonces. Ya son 7.477 las personas que se integran a este evento virtual para aprender, enseñar y participar.

Centro de Control

Centro de control!

En el quinto piso del bloque 18 de la Universidad Eafit se ubica el centro de control del Primer Congreso Virtual Colombia Aprende “Proyectos Colaborativos: Renovando las prácticas de Aula”. Aproximadamente 20 personas (entre ingenieros, diseñadores, comunicadores y profesionales de otras disciplinas) son las creativas, las responsables de que el evento se mueva sobre ruedas y con gran impacto en la comunidad educativa de Colombia y el mundo.

Integrantes de la Línea I+D en Informática Educativa de la Universidad Eafit, coordinados por profesionales como Claudia María Zea Restrepo, María del Rosario Atuesta Venegas, Juan Guillermo Lalinde Pulido, Beatriz Nicholls Estrada, entre muchos otros, son quienes en un trabajo armónicamente integrado al del Ministerio de Educación Nacional, han invertido meses en la producción organizada, talentosa, juiciosa y muy dinámica, apostándole a un evento completamente virtual que ya ha logrado cautivar a más 7.000 personas en Colombia y el mundo.

Al entrar al centro de control, contrario a lo que se podría imaginar, el ambiente que se percibe es de emoción, muy buena disposición y un trabajo entusiasta, profesional y muy enérgico. La inversión de días, horas y mucho ingenio se ve reflejada en una plataforma donde se integran ingeniería, diseño, contenidos y propuestas interactivas muy bien pensadas. Los esfuerzos de cada persona involucrada en el Congreso revelan como resultado un espacio de aprendizaje e intercambio de experiencias donde conferencistas, tutores y participantes cuentan con un amigable entorno virtual de conocimiento compartido sobre las prácticas educativas a partir de nuevas tecnologías de la comunicación.

Si bien es en el centro de control donde se ha desarrollado toda la plataforma, donde minuto a minuto se actualizan los contenidos y se garantiza que el Congreso marche con normalidad, se deben destacar como personajes activos los inscritos: son ellos quienes logran con sus aportes y con su activa participación que este Congreso Virtual sea escenario de permanente aprendizaje. Así se constituyen en actores protagónicos, con muy buena cuota de responsabilidad en el aprendizaje propio y el de sus compañeros; he aquí una ejemplar muestra de construcción colaborativa de conocimiento.